Carritos Món Orxata

Recuperando una tradición extinta del siglo XVII desaparecida con la llegada de la industrialización en 1960, la de la venta ambulante de horchata natural, los carritos Món Orxata se han convertido en un emblema de las calles de Valencia.

Nuestros carritos enfrían la horchata como hace 100 años, con hielo a través de un sistema de enfriamiento autónomo patentado con la UPV (Universidad Politécnica de Valencia), por lo que no necesitamos consumir energía ni emitir gases o ruido para enfriar nuestra horchata natural.

Mención especial merecen nuestras horchateras, un grupo de unas 40 mujeres que son nuestra cara visible en las calles de Valencia y el alma de “Món Orxata”.

Mujeres que con tesón, buen humor y mejor trabajo, están recuperando en los carritos ese trato tan humano y cercano de los mercados populares de toda la vida que se está perdiendo con la invasión de las grandes superficies y algunas depredadoras cadenas de supermercados.