Crêpes de chufa con crema de horchata

Crêpes de chufa con crema de horchata

Una vez mas la chufa, este fruto de la tierra valenciana, pequeño y humilde, demuestra que puede estar con total dignidad y por méritos propios, en los menús mas exigentes y exquisitos.
Al probarlos, la primera impresión es sorprendente. Nada que ver con los clásicos crêpes (y conste que los hay deliciosos). La textura crujiente de la masa, con ese sabor inequívoco de la chufa y la perfecta unión que realiza con la suave crema de horchata, hacen de estos crêpes un postre único.

RECETA DE CRÊPES DE CHUFA CON CREMA DE HORCHATA

INGREDIENTES

PARA LOS CRÊPES:
• 125 gr. de harina de chufa.
• 125 gr. de harina de repostería.
• 250 ml. de concentrado de horchata.
• 250 ml. de agua.
• 2 huevos.
• 1 cucharada de aceite de chufa (o de aceite de oliva virgen).
• 1 pellizco de sal.

Mezclar todos los ingredientes con la batidora y dejar reposar durante 1/2 hora.

PARA LA CREMA DE HORCHATA:
• 1/2 litro de nata para montar.
• Concentrado de horchata.

PREPARACIÓN:

Montar la nata.
Una vez montada, añadirle (al gusto) el concentrado de horchata, vertiéndolo con cuidado y removiendo muy lentamente con una cuchara.
Si el concentrado de horchata es con azúcar, no es preciso añadir mas.
Dejar la crema en la nevera mientras hacemos las tortitas de los crêpes.

Poner al fuego una sartén antiadherente previamente untada de mantequilla. Cuando esté caliente, verter un cucharón de la masa haciendo que cubra uniformemente el fondo de la sartén. Cuando la masa esté ligeramente dorada, darle la vuelta con la ayuda de una espátula de madera. Cuando esté ligeramente dorada por el otro lado, sacarla de la sartén y colocarla en una fuente o plato grande.

Repetiremos estos pasos hasta terminar la masa.
Antes de añadir nueva masa a la sartén, retirarla del fuego y untarla nuevamente con un poco de mantequilla, ya que de no hacerlo, debido a la harina de chufa, las tortitas se quedarían pegadas.

Una vez frías las tortitas, añadirles un par de cucharadas de la crema de horchata y envolverlas.

Finalmente, podemos adornar (sin abusar) con unas finas líneas de sirope de chocolate, fresa, etc…

Y ahora… ¡A disfrutar!

Como anécdota, comentar que hemos utilizado las tortitas de estos crêpes (sin la crema de horchata) para envolver una sencilla tortilla de jamón y queso, y el resultado fué tambien espectacular!!

Si no encuentra los ingredientes relacionados con la chufa que se utilizan en esta receta, puede conseguirlos en la Tienda on line de Món Orxata


Fuente: Las recetas de la Mamá